El Diablo de Semana Santa

Se dice que fue un viernes santo cuando la joven Josefina salió a bailar y divertirse con un grupo de amigos en la discoteca Cyclons, uno de los lugares más exclusivos y distinguidos para los jóvenes en Durango.


Fue en ese lugar en el que Josefina se encontró con un apuesto joven de gran porte que lucía un elegante traje negro. Este hombre le pidió un baile a la joven, quien cautivada aceptó de inmediato.


Mientras bailaba aquella pareja comenzó a elevarse y con ello se dejó ver que el hombre en lugar de zapatos tenía pezuñas de cabra, al mismo tiempo el lugar comenzaba a llenarse de un olor a azufre muy penetrante y las luces se apagaron dejando todo en tinieblas. A poco tiempo la luz regresó y Josefina apareció en el suelo desmayada con el vestido quemado y con la piel de la espalda al rojo vivo.


Descubre el desenlace de esta espeluznante historia y si tienes alguna sugerencia de leyenda que deberíamos investigar, da click aquí. 


See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.