Una cuesta de enero a marzo

Uno de los primeros efectos de la guerra fue disparar el precio del petróleo y de los combustibles y en México se anuncia un subsidio a la gasolina cuyo mecanismo no está definido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.


El problema es que la narrativa la trae Pemex que no tiene el mandato legal para otorgarlo, incluso sería ilegal que lo hiciera, más aún, pretende pagarlo con dinero que no tiene porque dice que tomará los recursos de excedentes petroleros que no tiene. 


Un análisis hecho con el coeditor de Economía y columnista en El Financiero Atzayaelh Torres.


Visita la sección de Finanzas de El Sol de México para estar al día del contexto económico.



See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.