La leyenda de Techachalco, el príncipe encantado

Cuenta la leyenda que hubo una vez un gobernante llamado Tlachotla, que fue el señor del señorío de Xicotepec, que tenía un hijo llamado Techachalco.


Cierto día Tlachotla envío a Techachalco a las tierras altas de Xicotepec a recolectar copal para ofrendar a los dioses durante las fiestas del quinto sol y de la primavera, en honor a Xochipilli, pero Techachalco perdió el rumbo y fue a dar a un pueblo desconocido, en donde encontró gente buena que lo recibió en paz y le permitió disfrutar de la hospitalidad de los pobladores.


Allí se enamoró de una bella mujer y se quedó a vivir un tiempo, prendado de amor por la bella joven, con quien se casó y procreó un hijo. Cuando recordó el encargo de su padre, se apresuró a recolectar el copal y llevarlo a Xicotepec, sin embargo su padre estaba molesto y castigó a la familia.


Descubre el desenlace de esta historia y si tienes alguna sugerencia de leyenda que deberíamos investigar, da click aquí. 


 

See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.