El alacrán asesino de la celda 27

Durango, estado al norte de México es conocido como la tierra de los alacranes, unos arácnidos que sin duda representan al lugar, ya que es un símbolo de identidad para todos los duranguenses, pues ha marcado en muchos aspectos que van desde la música, medicina, la gastronomía y por supuesto las leyendas.


A finales del siglo XIX existía una antigua cárcel, llamada “La Celda de la Muerte” un lugar macabro de aquel entonces porque todo preso que entraba en la celda 27 misteriosamente amanecía muerto. 


En 1884, en la Hacienda de la Cacaria, vivía un joven moreno, alto y robusto llamado Juan. Un hombre valiente que se enfrentaba a todo sin importar lo peligroso que fuera y por ello le decían “Juan sin miedo” y enfrentó algo inimaginable. 


Descubre el desenlace de esta historia y si tienes alguna sugerencia de leyenda que deberíamos investigar, da click aquí. 


 

See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.