El Monstruo Californiano

En 1955, Enrique del Hierro engañó a una menor de ocho para llevarla a su miserable vivienda; allí, inmisericorde, acabó brutalmente con ella a puñaladas.

 

La madre de la pequeña salió a buscarla y algunos testigos le dijeron que se había ido con el sádico asesino, quien escapó sin ser detectado. En su huida, otra mujer se le cruzó y corrió la misma suerte mortal.

 

Pasaron dos largos meses hasta que lo encontraron en el Puerto de Veracruz, donde pensaba marcharse al sur, porque en Estados Unidos también lo buscaban por haber dado muerte a otras mujeres en el estado de California.


Puedes conocer más de este y otros casos en los Archivos secretos de La Prensa.


See acast.com/privacy for privacy and opt-out information.